Crónica de una caída en los mercados bursátiles

En mercados bajistas percibe cierta diferenciación, en el rebote donde se agudiza entre industrias, fundamentales y empresas específicamente.

A lo largo de la historia hemos observado una que otra caída en los mercados bursátiles estrepitosas. Por nombrar algunos podríamos recordar el lunes negro (1987), la burbuja punto com (2000), y la gran crisis financiera (2008-2009).

Las causas que están detrás de estos fuertes ajustes pueden ser muy distintas. Dichas caídas vienen antecedidas de alzas considerables y sostenidas, y así como por gravedad lo que un día subía ahora baja.

Hay quienes dicen que en los ajustes del mercado las acciones bajan por el elevador, y suben por las escaleras. Haciendo alusión a lo abrupto de los movimientos bajistas contra el ritmo paciente de recuperación que se suele observar.

Estos avances no se dan en entornos aislados y todo el mundo está expectante de los ciclos de euforia, lo complicado es identificar la gota que acaba por derramar el vaso.

Una vez que se presentan estos ajustes surgen muchas interrogantes, y el pánico puede tomar el control. En esos momentos es preciso ocuparse más que preocuparse y tratar de actuar con aplomo y decisión.

Tan solo a finales del primer trimestre de 2020 fuimos testigos de la corrección más súbita en los mercados accionarios globales. En tan solo 33 días el índice S&P cayó 33.9% desde su máximo histórico visto el 19 de febrero.

Los esfuerzos conjuntos a nivel global para garantizar liquidez en los consumidores parecieran haber dotado de cierta tranquilidad a los inversionistas generando un rebote de similar magnitud y fuerza.

Lo que destaca es que dicha mejora vino ampliamente diferenciada, veamos quienes lograron los mayores regresos y quienes permanecen en las profundidades.

La abrupta caída en los mercados bursátiles (19 de febrero a 31 de marzo 2020)

Entre las 10 mayores empresas que conforman el índice S&P, vimos caídas cercanas en promedio de 30%.  Amazon vio el menor ajuste (-12.3%) mientras que JP Morgan presentó el mayor descalabro (-42.5%). Una de las razones de estas diferencias fue la expectativa de mejora en el comercio electrónico; mientras que las instituciones financieras podrían ver deterioros en la calidad de su cartera.

Otro caso estoico dentro de las 25 empresas más grandes fue Netflix, quien observó una corrección de tan solo 6.7%. Anticipándose a un mundo recluido, los inversionistas imaginaron que la compañía de streaming mostraría resiliencia durante la pandemia.

Siguiendo en el universo de estas 500 empresas, observamos caídas entre 70 y 80% a empresas navieras como Norwegian Cruise Line (-81.4%), Carnival Corp (-72.3%) y Royal Caribbean (-74.6%). La muestra de peor desempeño también contemplaba United Airlines (-66.9%), Boeing (-68.8%).

Las empresas enfocadas en leisure como las operadoras de cruceros, verían fuertemente impactadas sus utilidades durante este periodo indeterminado. Estructuras de costo elevadas y apalancadas, que dependen de una fuerte demanda (barcos llenos) de índole discrecional sonaba a la mezcla perfecta para el caos. Las aerolíneas presentaban un escenario desalentador muy similar

El rebote (24 de marzo a 30 de julio 2020)

Viendo el desempeño de las 10 más grandes las ganadoras fueron Apple (+71.5%), Amazon (+60.4%) y Facebook (+58.3%). Las empresas tecnológicas mostraron fundamentales fuertes, e incluso Apple publicó un reporte con crecimiento de 11% en sus ingresos durante el segundo trimestre.

Otro caso destacable fue PayPal, cuyas acciones avanzaron (+125.8%), impulsado por el momentum del e-commerce, y la relevancia de esta empresa como un medio de pago con alta penetración. Tan solo en el segundo trimestre aumentó 137% en usuarios, 25% en ingresos y 49% en utilidades, en términos anuales.

Dentro de las más afectadas en la estrepitosa bajada, vimos los mayores rebotes en: Royal Caribbean 78.4%), Boeing (53.3%) y Norwegian Cruise Line (46.5%).

En conclusión

Al parecer muchas empresas que vieron caídas significativas tuvieron rebotes de dimensiones relevantes, pero no fueron ni remotamente cercanos a reponer el daño.

Por ejemplo, Royal Caribbean vio sus acciones caer casi 75% en el periodo de ajuste, y a pesar de tener un alza sobresaliente (de casi 80%); después de sus mínimos, el balance sigue siendo negativo en conjunto con un rendimiento de -54.7% del 19 de febrero al 30 de julio. Es de destacar que para recuperar toda su caída las acciones hubieran tenido que avanzar 294% desde los mínimos.

De las 10 empresas más grandes del S&P, seis ya están por arriba de sus máximos de febrero, destacando Amazon (40.6%) y Apple (18.9%). Ampliando nuestra muestra a las 25 mayores, siguen liderando las alzas PayPal (+55.4%), Nvidia (+34.9%) y Netflix (25.8%).

En cuanto al índice S&P, tras la caída de casi 34%, vio un rebote de 45% acumulando un ajuste de tan solo 4%.

En conclusión, en momentos de ajuste las acciones pueden llegar a mostrar cierta diferenciación; es en el rebote donde se observa de mejor manera las diferencias en industrias, fundamentales y empresas específicamente.

Durante este período puede que existan datos duros que respalden quienes saldrán airosas de estos periodos de incertidumbre, así como redondear los escenarios negativos y darles una mejor dimensión.

Participar con una diversificación adecuada puede ayudar a mitigar o evitar alguna caída en los mercados bursátiles, y aprovechar parcialmente los resultados excepcionales. Quienes sortean estos episodios de volatilidad con fondos de inversión o ETFs, suelen experimentar menos bandazos en desempeño. En este caso, un inversionista pudo haber aprovechado con la experiencia; y mantener su ritmo de compra habitual haciendo lo inteligente para su patrimonio.

Si tú eres de los que gusta de encontrar las mejores oportunidades, puedes aprovechar y poner en práctica tus capacidades para capitalizar tus mejores ideas. Algunas recomendaciones son seguir de cerca los acontecimientos diarios, aterrizar y documentar tus supuestos, estar pendiente de las épocas de reportes y comunicados de empresas. Ser metódico con tu análisis y definir tus parámetros de riesgo. Si bien no suena sencillo, el resultado diferenciado justifica la ardua, pero divertida labor.

Descarga GBM +

Compra y vende de manera rápida y confiable.

New call-to-action New call-to-action