Cinco inesperadas acciones que te harán ganar más dinero | GBMHomebroker

Cinco inesperadas acciones que te harán ganar más dinero

Mis Finanzas

A veces, las acciones más simples son las que más pueden impactar positivamente en tu vida.

Estas 5 acciones han probado ser clave en el desarrollo de nuestra cartera y, aunque ninguna lo hace de manera DIRECTA, nos han traído incontables beneficios, además de dinero. A continuación, las enlistamos para ti:

1. Ayuda: Ayudar no sólo hace un mundo mejor, sino que contribuye a generar más ingresos. ¿Cómo? Ayudar a alguien de manera desinteresada, es decir sin esperar algo a cambio, dispara en las personas que reciben la ayuda el ‘gatillo de la reciprocidad’; este deseo de compensarte de alguna forma hará que, aunque en el momento rechaces su oferta, busquen la manera de devolverte el favor incluso en el futuro lejano. No en pocas ocasiones este ‘favor’ se ha traducido en mejores oportunidades de trabajo, recomendaciones, compra de productos, etc.

El secreto para que funcione: No ayudes buscando la reciprocidad porque ésta no llega ni en la manera que te imaginas, ni en el tiempo en que te gustaría. Tu motivación simplemente debe ser ayudar a cuantas más personas puedas. Eso generará que muchas personas deseen que te vaya bien y que hagan lo posible por que suceda.

2. Diviértete: Sí. Divertirte de manera genuina desencadenará una serie de elementos positivos para tu carrera y cartera: cuando uno se la pasa bien, atrae a las personas. La gente quiere estar contigo y compartir, y cuando eso sucede, te tienen presente. De esta forma, ¿a quién crees que le van a comprar? ¿A quién ascenderán? ¿A quien le abrirán las puertas?

El secreto para que funcione: No sólo te diviertas: sé responsable. Hay una larga historia de confusión entre estos dos: que quien se divierte no es responsable, y el responsable no sabe divertirse. Esto no es verdad y, para que realmente puedas sacar ventaja financiera del estado de ánimo que produce el divertirte, siempre debes ser alguien cumplido, comprometido y trabajador.

3. Acepta que te equivocas: Las más grandes oportunidades de crecimiento y aprendizaje vienen de nuestros errores, de lo contrario, no sólo no aprendemos, sino perdemos posibilidades y opciones.

Por ejemplo, si te das cuenta de que te equivocaste en mandar un mail al cliente de tu jefe, y en lugar de tratar de tapar el error, dices lo que sucedió y ofreces una solución práctica, tu jefe te verá como alguien responsable. Que se equivoca, sí, como todos, pero que RESUELVE. ¿Quién crees que gana más, el que busca una solución y aprende de sus errores, o el que invierte tiempo, esfuerzo y hasta dinero en taparlos?

El secreto para que funcione: Siempre formula una solución o salida, y llévala a cabo después del error. Acepta tus errores con humildad y esto te llevará más lejos que si estás a la defensiva.

4. Sé consistente: El ser consistente en tus esfuerzos hará que coseches. Nadie logra tener un gran árbol en el jardín si solo lo riega cuando se acuerda. Evita la salida de caballo de carreras, pero llegada de burro flaco y sé consistente en tu trabajo, en tus actividades y sobre todo en tus promesas. La gente se acostumbrará a confiar en ti. Y la confianza genera negocio, opciones y prosperidad.

El secreto para que funcione: Nunca abuses de la confianza una vez que alguien la deposite en ti. La confianza es como un cristal: cuando la rompes, no hay marcha atrás. Tienes que volver a construirla desde cero, y no siempre te darán esa oportunidad.

5. Piérdele miedo a perder: El miedo a perder es mucho más poderoso que el deseo de ganar según diversos estudios de comportamiento. En términos económicos se le conoce como ‘aversión a la pérdida’.

Preferimos no perder que ganar… así que si quieres ganar más dinero, te conviene controlar tu aversión a la pérdida y enfocarte más en los beneficios. Y no sólo en relación con el dinero, sino a todo en la vida.

Es el miedo lo que nos detiene, lo que nos hace dudar, lo que no permite que crezcamos a todo nuestro potencial.

Ejercita poco a poco el deseo de ganar enfocándote en tus objetivos y en los posibles logros.

El secreto para que funcione: Toma siempre riesgos calculados sin perder nunca la actitud positiva, analiza las posibilidades de que algo salga mal y establece estrategias para evitarlo. Por ejemplo, invertir puede darte grandes ganancias, pero debes saber en qué estás invirtiendo, cuánto tiempo lo harás, cuales son los riesgos y cómo puedes sortearlos. Sólo necesitas: información adecuada, un buen análisis de tu parte y claro, el deseo de ganar.