¿Cómo ahorrar dinero?

Índice

El ahorro es un hábito y como tal, es necesario que se desarrolle considerando distintas circunstancias, es por esto que debemos conocer cómo ahorrar dinero, para así evitar errores al empezar a ahorrar y tener la mejor experiencia. Es importante tomar en cuenta que no importa tu ingreso o situación, si te lo propones es posible conseguirlo.

La mayoría de las veces es por la falta de organización o creencias las que nos impiden conseguir un ahorro.

Puede ser que la decepción es lo primero que llega a los corazones de muchos ahorradores al ver la pequeña suma de ahorro, pero considera que con el tiempo alcanzarás tu objetivo y que no es algo que vayas a gastar de manera inmediata.

¿Cómo ahorrar dinero? Para lograr el ahorro que quieres, existen distintas formas para conseguirlo, pero una de las más exitosas es en donde primero debes fijarte un monto y frecuencia de ahorro (semanal, quincenal, mensual), hacer un recorte de gastos, aumentar tus ingresos y posteriormente, buscar rendimientos.

Este último punto es importante, debes saber que lo ideal es que tu dinero no esté solamente guardado porque con el paso del tiempo, tu dinero perderá valor debido a la inflación.

¿Por qué es importante ahorrar?

Aunque la respuesta parezca obvia, es importante tener muy claro que es parte de una educación financiera y entre más pronto comiences, el hábito del ahorro se hace más fuerte.

Es importante ahorrar porque es una forma de prevenirte y protegerte contra distintos escenarios económicos en el futuro.

Un ahorro es tu aliado para sobrellevar un momento económico difícil o para llevar a cabo tus planes para el futuro. Por ejemplo, si ahorras para tu universidad, comprar un auto. O bien, si desde ahora quieres ahorrar para el retiro, hoy es el mejor momento.

Además, el ahorro puede cambiar tu vida y tu estabilidad económica. ¿A qué nos referimos con esto? Imagina que no tienes una cantidad destinada para emergencias o gastos. Si te encuentras en una situación en la que necesitas una cantidad considerable de dinero para poder encontrar la solución, lo primero en lo que pensarías sería en pedir un préstamo.

Parece fácil, pedir el préstamo, solucionar el inconveniente, pero el problema viene después.

Tendrás que pagar mensualidades e intereses, un porcentaje mayor al dinero que solicitaste y a tu ingreso fijo destinado a gastos como alimentación, vivienda, transporte entre otros, deberás sumarle una cantidad más que será para el pago de tu deuda.

Por el contrario, si tienes un ahorro destinado para un fondo de emergencias, te evitarás desde el inicio, solicitar un préstamo; y si este ahorro lo inviertes, es mejor, ya que tu rendimiento aumentará con el tiempo. Este es tan sólo un ejemplo de cómo el ahorro puede cambiar tu vida.

¿Cómo ahorrar dinero y establecer metas?

Uno de los primeros puntos es establecer tus metas de ahorro, es decir cómo ahorrar tu dinero. De esta forma sabrás cuál es tu objetivo y el tiempo en que quieres lograrlo. No importa si se trata de un ahorro pequeño o es un proyecto de vida, de cualquier manera, es lo primero que debes considerar para comenzar a crearte el hábito.

Si se trata de las primeras veces que estás llevando a cabo un plan de ahorro, un buen consejo es no estresarte, puedes elegir un objetivo simple; así cuando lo logres, estarás más entusiasmado para el siguiente y tendrás la experiencia.

Una de las cosas más complicadas para cualquier ahorrador es determinar su ahorro mensual. Algunos expertos opinan que lo ‘ideal’ es apartar entre el 10 ó 20% de tus ingresos cada mes.

La meta del ahorro no debe significar algo complejo o imposible de alcanzar, lo primero que debes saber es lo siguiente:

¿Cuál es el ciclo del ahorro?

La idea del ahorro en la mayoría de las personas no es algo definido, ya que ahorran cuando pueden y una cantidad distinta cada vez, pero su característica es ahorrar sin importar las circunstancias. La clave del éxito es el orden y la disciplina.

Para facilitar las cosas y entusiasmarte, recuerda que el ahorro más adelante estará destinado a algo para ti, así que debes tratarlo bien, no guardes sólo lo que te sobra, no lo veas como una cantidad pequeña y, sobre todo, no te olvides del compromiso con él.

¿Cuál es mi objetivo de ahorro?

Uno de los primeros puntos que debes considerar sobre el ciclo del ahorro es definir claramente lo que quieres lograr, colócale un nombre, por ejemplo: “Comprar una computadora nueva”, “ahorrar para comprar un carro” y considera ya cuál es el total que necesitas después de hacer tu evaluación de costos de lo que quieres adquirir.

¿En cuánto tiempo quiero conseguirlo?

Este punto es importante, no importa si dentro de unos meses vas a gastarlo, son pasos que te ayudarán tener éxito en tu ahorro. Evalúa qué tanto quieres ahorrar y en cuánto tiempo, entre más corto sea el plazo y mayor la meta a alcanzar, la cantidad que debes destinar es superior.

Si, por el contrario, por ahora es una cantidad pequeña a largo plazo, no te confíes, siempre es mejor superar la meta que llegar con lo justo.

En caso de que vayas empezando con el ahorro, coloca una meta cercana, por ejemplo, un mes y una cantidad alcanzable en ese tiempo para posteriormente evaluar cómo te fue con el proceso, así, cuando se termine el tiempo, podrás evaluar en qué fallaste y qué deberás mejorar.

¿Cuál es la periodicidad con la que ahorraré?

Define qué te parece mejor, puede que te ajuste ahorrar de forma diaria, en ese caso puedes iniciar con una cantidad pequeña; así no la sentirás y poco a poco alcanzarás tu meta.

Otra forma de ahorrar es de manera semanal, si lo decides así, considera que tiene que ser una cantidad mayor comparada con el ahorro diario.

El ahorro mensual también es una excelente opción, sin embargo, puede ser un poco más complicado ya que deberás destinar una cantidad todavía aún mayor.

¿Cuánto de mi ingreso fijo tengo disponible?

Haz tus cuentas, registra todos los ingresos fijos que tengas, tu sueldo, mesada o cualquier otro. Para hacerlo más fácil puedes evaluarlo de forma mensual así lo coordinas con tus gastos mensuales.

La cuenta final, será el ingreso fijo que tienes, a esta cantidad deberás restarle el total de gastos que tienes.

¿Cuáles son mis gastos?

Crea una lista de los gastos que tienes mensuales como renta, servicios, transporte, comida y deudas, si las tienes.

No te olvides de considerar los gastos recurrentes como medicina, colegiatura, entretenimiento o algo más que esté dentro de tus gastos, incluso, si tienes algún gasto que no sea mensual y por ejemplo es bimestral, te sugerimos dividirlo de igual forma por mes para que las cuentas sean más fáciles de gestionar.

Si ya tienes tu cuenta total de ingresos fijos, ahora deberás restar el total de tus ingresos. No te asustes si parece que es una cantidad pequeña comparada con todo lo que gastas, así con este resultado, podrás determinar cuánto puedes aportar a tu ahorro.

Registro de tus gastos

Lo más importante del ahorro es la constancia y no la cantidad como erróneamente se ha visto. Una forma sencilla de comenzar a ser conscientes de la cantidad fija que percibes, lo que gastas y lo que podrías ahorrar es sin duda llevando un registro de gastos.

Así como el dinero se va en cosas que no sentimos, de las que no tenemos idea de cómo desaparece, así de fácil es crear tu hábito del ahorro.

Se trata de llevar el control de tus gastos generales, deberás estar pendiente de las cuentas por pagar, gastos extra (incluyendo los gastos hormiga) que puedes prescindir, y tu ingreso total.

¿Cómo hacer un registro de gastos?

Estados de cuenta

Si eres de los que cuando llega tu recibo únicamente lo paga sin estar pendiente de la cantidad total o lo tienes domiciliado (esta última opción es una buena idea); no te olvides de revisar y anotar la cantidad que regularmente pagas por tus servicios. Así podrás incluirlo en tu registro. Aunque no lo creas, muchos de estos gastos se quedan fuera del radar.

¿Cuánto puedo aportar?

Una vez que hagas el balance entre tus ingresos fijos y tus gastos, destina un porcentaje que irá a tu ahorro, puedes destinar el total de esta cantidad o sólo una parte, como lo prefieras. Dependerá de la frecuencia de ahorro que manejarás y del dinero que te queda disponible.

Las metas de ahorro ya sean semanal, quincenal o mensualmente, son la base de todo, te ayudan a darle dirección y movimiento a tu dinero, recuerda que el objetivo es no desistir, ser constante y cumplir con la cantidad que quieres ahorrar semanal o mensualmente, procura siempre que cada vez tu ahorro supere el monto fijado y no al contrario.

¿Cómo ahorrar dinero en las compras del supermercado?

Si lo que estás buscando es disminuir tus gastos y así poder ahorrar un poco más, una de las más formas más fáciles y efectivas es ahorrando al momento de hacer tus comprar en el super.

No se trata de estar cazando ofertas todo el tiempo o ir de tienda en tienda para comparar los precios, es algo mucho más sencillo que eso, solo tienes que estar consciente de lo siguiente:

Lista del supermercado

Antes de ir al supermercado, revisa en casa los alimentos y productos que necesitas, si llevas una lista ordenada será más difícil que compres cosas que no necesitas, sabrás que tienes en casa, que cosas realmente necesitas y cuáles otras se han colado en tu carrito del supermercado.

Aunque no lo creas, puede hacer la diferencia entre gastar demasiado o gastar lo que realmente vas a consumir.

Para hacer tu lista, recuerda que lo primero que tienes que incluir son las cosas que más urgen, coloca a un lado aquellas que pueden esperar o que se cuelan en tu carrito cada vez que visitas la tienda.

Es importante que te fijes un presupuesto para tu lista, de preferencia no deberás sobrepasarlo, ya que es muy fácil hacerlo, pasarlo por alto y darte permiso de volver a pasar tu presupuesto en la siguiente ocasión.

También así podrás definir las veces que vas al supermercado, esto dependerá de tu estilo de vida y organización, considera que, si vas más seguido, habrá más posibilidades de ingresar a tu carrito cosas que no necesitas pensando en que son necesarias.

Por otro lado, con tu lista organizada, será más fácil estar pendiente de los precios y las ofertas, además, si compras un producto de forma recurrente, podrás saber con mayor facilidad, cuando sube o baja de precio.

Haz pruebas para calcular cuánto tiempo te dura la comida y cantidades necesarias para llegar a tu lista personalizada.

En caso de que tengas algún evento especial como reunión o fiesta, sigue la misma estrategia, de lo contrario, seguro terminarás con cosas de más en el carrito.

¿Cómo sé cuánto dinero necesito para mis compras?

Esta es una excelente pregunta, aunque el total es diferente de persona en persona y no hay un ideal, lo que si podemos saber es el proceso para llegar a la respuesta.

Primero debes tener en cuenta dos cosas:

1.- ¿Cuántas veces vas al súper?

Si vas una vez a la semana, cada quince días o una vez al mes podrás definir el tiempo que te duran las cosas que compras.

Esto es importante para empezar a organizar todo y evitar que se acabe muy rápido o no termines de ocupar todo lo que trajiste y tengas que tirarlo por una mala gestión.

Además, una buena noticia es que, con una lista organizada, podrás ahorrar tiempo en dar varias vueltas al supermercado porque ya se terminó lo que habías comprado.

2.- ¿Qué hay en tu despensa?

Si sabes qué tienes, las cosas se van rezagando o aquellas que de plano nadie toca, te será́ más fácil planificar tu compra.

Realiza un pequeño inventario de lo que hay, eso te dará́ idea sobre lo que tienes que comprar.

Con base en tu inventario, ya puedes tener más claro qué hay en casa y qué no. Descuida, esto no lo tendrás que hacer siempre, la primera vez es la más difícil porque probablemente no sepas exactamente qué tienes.

Después será más fácil y con solo un vistazo rápido a tu alacena o al refrigerador sabrás exactamente qué te falta.

Con esto debes hacer una lista base que sepas que con la cantidad de cosas que llevas, cubrirá tus necesidades al 100%, que incluyas algunas cosas que se te antojen y al mismo tiempo, te aleje de sólo comprar y agregar cosas a tu carrito sin sentido.

¿Cómo recortar gastos?

El hacer un registro de tus gastos tiene un objetivo, si quieres ahorrar un poco más o tan sólo empezar a ahorrar, entonces es momento de hacer un recorte de tus gastos, puede parecer complicado al inicio, pero verás que, con el proceso, estás gastando en cosas de más que realmente no son indispensables.

Puede ser que mientras intentas hacer un balance para recortar gastos, empieces a dudar si es correcto o no, si te das un pequeño permiso para gastarlo o simplemente lo necesitas. A veces para no complicarnos más la vida lo dejamos ahí, así que aquí es donde debes mostrar tu fuerza de voluntad para querer ahorrar.

Recuerda que, si llegaste hasta aquí, debes tener bien definido el objetivo que quieres alcanzar, así será más fácil concentrarte en el recorte de gastos y evitarás gastar tu ahorro en algo diferente.

Por otro lado, si no tienes un objetivo establecido por el cuál quieres ahorrar, pero simplemente quieres hacerlo, puedes considerar tener un fondo de emergencia para tu casa y así ya tienes un objetivo definido, siempre es un excelente recurso para tener tranquilidad financiera.

¿Cómo ahorrar dinero con una deuda?

Existe la errónea creencia que si tienes deudas es imposible ahorrar. La clave para poder hacer las dos es tener organización, entender que es un proceso y que requiere de mucha determinación.

El objetivo no solamente es ahorrar mientras tienes tu deuda, lo primero que debe ocuparte es liquidarla y después evitar adquirir otra. De esta forma, más adelante podrás ahorrar el dinero que destinabas para tus deudas.

Evita más deudas

Aquí es importante aclarar que usar tu tarjeta de crédito también cuenta si no tienes un control de tus gastos. Especialmente si no piensas hacer el pago de tus gastos a tiempo antes de generar más intereses.

¿Por qué llegaron las deudas?

Para erradicar de raíz el comportamiento que te tiene en este punto es importante que hagas una introspección e identifiques qué compraste con ese dinero. Si adquiriste una televisión nueva, renovaste tus muebles, pagaste alguna reparación de emergencia, lo utilizaste para asistencia médica o alguna otra causa.

Si la respuesta es para adquirir nuevas cosas, llegó el momento de ser honesto contigo mismo y definir si realmente las necesitabas, si tu respuesta es no, deberás pensarlo mejor la próxima vez que quieras comprar algo; primero alcanza la estabilidad económica que deseas.

Para las otras eventualidades como un imprevisto de salud, es momento de pensar en crear tu ahorro para emergencias. Tenerlo te dará seguridad y evitará que adquieras una deuda más.

Liquida deudas

Si no te has sentado a analizar tus deudas, es momento para hacerlo. Dale un vistazo a cuáles son las más altas, generalmente son aquellas que te generan más intereses y por eso deberás liquidarlas lo antes posible.

Aquí es un buen momento para colocar recordatorios o notas para que tengas siempre presente la fecha de corte, así evitarás recargos.

Trata de no pagar sólo lo mínimo, si lo haces, tu dinero está pagando prácticamente los intereses y para liquidar por completo, te llevará más tiempo y dinero.

Una vez que liquidez la deuda que te genera más intereses, sigue destinando el mismo dinero, pero ahora para las deudas restantes y por supuesto, para tu ahorro. Te sentirás mucho más relajado económicamente, pero es importante que no lo gastes.

Aumenta tus ingresos

Una forma eficiente de ir liquidando tus deudas es aumentar tus ingresos. Piensa en algo que te permita ganar dinero extra y que no te requiera un endeudamiento mayor.  Así, la ganancia que tengas, destínala al pago de tus deudas y al ahorro.

Define tu ahorro aún si tienes una deuda

Seguramente no tendrás la oportunidad ahora de ahorrar tanto como quieras, pero es mejor empezar con poco que no hacerlo.

Decide cuánto ahorrarás y el tiempo. No importa si en este momento sólo ahorras $10 pesos a diario. Si te parece poco, al final del mes tendrás $300 pesos que antes no estaban en tu cartera.

En este momento, seguro tu ahorro no será prioridad, pero no lo dejes olvidado.

Revisa tus gastos y deudas

Es similar a entender por qué llegaron las deudas, pero en este punto, identificarás aquellos gastos hormiga que no tienes presentes, por ejemplo, comprar comida fuera de casa, café, plataformas de streaming o cualquier otra cosa que este absorbiendo tu dinero.

El siguiente paso será recortar aquellos con los que puedes vivir sin problema, dependerá de tu fuerza de voluntad. Recuerda que estos recortes serán pasajeros mientras liquidas lo más pronto posible tus cuentas.

Una vez que has recortado los gastos, este dinero distribúyelo entre el pago y el ahorro, verás que es más fácil de lo que piensas. Si es una cantidad pequeña la que ahorras, no te desanimes, eso es mejor a no tener un ahorro.

¿Qué hacer cuando ya liquidé mi deuda?

Una vez que finalmente lograste deshacerte de las deudas, estas un paso adelante, ya tienes el hábito del ahorro doble, el que destinabas para el pago de cuentas y el que destinabas para un objetivo.

Ahora lo que sigue es continuar en esa misma línea. Seguro te sentirás mucho más motivado porque ahora el dinero lo destinarás a algo que tienes en mente y no al pago de deudas.

Es momento para definir el estilo de vida que quieres. Si recortaste gastos considera, cuáles podrás reactivar, sólo sé consciente y no te excedas.

Índice

Descarga GBM +

Compra y vende de manera rápida y confiable.

New call-to-action New call-to-action

Conoce más contenidos sobre ahorro

Todo lo que necesitas saber para un ahorro exitoso

Consigue tus objetivos financieros, empieza de cero con esta guía de ahorro y pon tu efectivo a generar rendimientos con Smart Cash.

¿Qué puede hacer el dinero inteligente por ti?

Los cambios que ha atravesado el dinero han sido resultado de sortear de forma ingeniosa las dificultades que enfrentaba en la sociedad.

¿Qué es mejor, ahorrar por mes o a diario?

Si hay algo complicado en la vida, es decidir el mejor momento para empezar a ahorrar y cuánto antes, mejor para tu cartera.

Cinco consejos financieros para millennials

Deja atrás los estigmas y mejora tu cartera para el futuro con estos consejos financieros perfectos para esta generación, que te cambiarán la vida.

Deudas y ahorro: ¡lo estás haciendo al revés!

Si primero piensas en adquirir deudas antes que en tu ahorro, definitivamente debes probar la técnica contraria.

Diez errores al empezar a ahorrar

Tomar la decisión para iniciar tu ahorro puede tomar tiempo, incluso hasta una vida. Y aunque sepas que es necesario, es fácil posponerlo.

Dólar caro, ¿qué debo hacer?

¿Dólar caro? Infórmate sobre las mejores prácticas que debes hacer si tipo de cambio lo encarece, sobre todo, evita entrar en pánico.

Seis apps para viajar al extranjero

¿Estás pensando en irte a estudiar al extranjero o simplemente viajar al país que siempre soñaste? Con estas apps ya estás del otro lado.