Ahorrar por ahorrar no tiene sentido. ponte una meta ¡ya! | GBMHomebroker

Ahorrar por ahorrar no tiene sentido. ponte una meta ¡ya!

Mis Finanzas

“Ahorrar es difícil,” se escucha todos los días.

Y sí, es difícil hasta cierto punto. Ahorrar no es tarea sencilla cuando falta disciplina, un presupuesto o, y esto es lo más importante, una meta.

Metas, metas, metas

Ahorrar por ahorrar no tiene sentido. Pero ahorrar para conseguir algo específico que queremos tener, facilita el ahorro. Piensa en esto: dejar de gastar 100 pesos al mes para algo intangible que no sabes cuándo vas a querer, no es incentivo suficiente para guardar ese dinero. ¿Por qué dejaría de comer ese pastelito y tu café grande por algo que no sabes qué beneficio o felicidad te va a causar?

Pero…

No comprarte un par de cervezas el fin de semana porque quieres juntar un dinero para el viaje de fin de año, eso sí tiene todo el sentido del mundo. Para ahorrar sin dificultades, hay que tener metas establecidas. No te va a tomar más de 15 minutos saber para qué quieres ahorrar y para cuándo. Saca un lápiz y una hoja y escríbelo:

·      En 5 años quiero pagar una maestría

·      En 6 meses quiero conocer la Torre Eiffel

·      En 2 años quiero un automóvil

·      En 3 semanas quiero llevar a mis hijos a la feria

Este es el primer paso para que puedas separar dinero, ahorrar y conseguir tus sueños.

Ni modo, haz tu presupuesto

A nadie le gusta hacer un presupuesto la primera vez que lo intenta. No es lindo darse cuenta en qué se va el dinero o saber lo que realmente gastas al mes. Y lo peor es aceptar que gastas más de lo que ganas, y por eso traes una cola de deudas que te hacen sentir como que no vas a salir nunca.

Pero si no sabes en dónde gastas tu dinero, tampoco encontrarás la forma de ahorrar. Así que haz tu presupuesto, encuentra las fugas, date cuenta de por qué no te alcanza. Profeco hizo una encuesta hace un par de años en la que resultó que 44.5% de los participantes dijo llevar un registro de gastos, pero de ellos, solo 25.1% lo hace por escrito o en medios electrónicos, el resto dijo llevarlo “mentalmente”.

Seamos honestos, nadie puede llevar un registro de gastos mental. La realidad, es que más del 60% de los encuestados no saben ‘de verdad’ en qué se les va el dinero. Y lo importante de la encuesta es los siguiente: quienes dijeron llevar un registro por escrito o electrónico tuvieron MENOS problemas financieros. ¿Por qué? Porque saben exactamente a dónde va su dinero y saben cómo manejarlo.

Tener un presupuesto te ayudará a tener control sobre tus gastos, y esto te permitirá ahorrar sin sufrir.

Todo está en la constancia

Constancia es disciplina. Una persona que todos los meses ahorra 100 pesos no sufrirá un ahorro mayor porque ya sabe vivir con menos de lo que gana.

Empieza con poco, pero empieza; establece una meta sencilla. Encuentra las fugas en tu presupuesto y trata de controlarlas. Por cierto, Profeco sacó un estudio en el que dice que los mexicanos podemos gastar hasta $19,000 en gastos hormigas, esos que hacemos sin darnos cuenta: cafés, cigarros, chicles, propinas, etcétera. Empieza con un ahorro modesto todas las semanas. Ya que esto se haga fácil, incrementa el ahorro, ya sea para juntar para otra meta o para lograr la primera de manera más fácil.

Esto se irá convirtiendo en un hábito, una disciplina, y en poco tiempo te darás cuenta de que ahorrar no era tan difícil como creías.

Entonces… deja de pensar que ahorrar es para los que les sobra el dinero. Deja de ponerte trabas mentales, sigue estos tres pasos y empieza a lograr tus sueños.


Para más información agenda una llamada con uno de nuestros asesores.

Agenda tu llamada